Belleza

¿Por qué pesamos menos por la mañana que por la noche?

Te ha pasado que te pesas en la mañana y luego, al pesarte por la noche no pesas lo mismo? Descuida, no es que tu báscula está defectuosa. Se trata de que a lo largo del día nuestro peso corporal puede fluctuar entre uno y dos kilogramos. Pero realmente ¿Porque pesamos menos por la mañana que por la noche?

A lo largo del día nuestro peso corporal puede fluctuar entre 1 y 2 kilos. En general, es inferior por la mañana que por la noche; esto es debido a lo que consumimos durante el día y a las diferentes funciones que nuestro cuerpo realiza durante el sueño.

¿POR QUÉ PESAMOS MÁS POR LA NOCHE?

Realmente lo que pesamos por la mañana, cuando nos levantamos es nuestro peso más real. En general, es inferior por la mañana que por la noche; y esto es debido a lo que consumimos durante el día y a las diferentes funciones que nuestro cuerpo realiza durante el sueño.

La comida ya ha sido digerida y nuestro cuerpo está descansado. Pesarnos en cualquier otro momento del día nos estaría dando un valor inexacto ya que estamos teniendo en cuenta los alimentos no digeridos y el volumen de líquido del cuerpo.

¿Por qué pesamos menos por la mañana que por la noche?. Fuente: Pixabay

¿POR QUÉ PESAMOS MENOS POR LA MAÑANA?

La gente pesa menos cuando se despierta porque el cuerpo está ligeramente deshidratado. Esa ligera deshidratación puede igualar una notable disminución de peso. Dado que dos tazas de agua pesan 450 gramos; incluso la deshidratación modesta o la retención de líquidos puede afectar el peso durante todo el día.

Por el contrario, beber agua antes de irte a dormir puede evitar que estés deshidratado por la mañana y dar lugar a un mayor número. Sin embargo, si uno se levanta para hacer pis durante la noche, no conservarás mucho de ese H20.

Por otro lado, durante el sueño, nuestro cuerpo procesa los alimentos y bebidas del día anterior. Todo lo que consumimos se descompone y se asimila por las células de nuestro cuerpo, y los productos de desecho se eliminan a través de la respiración, la transpiración o la micción.

Todas las calorías de los alimentos que comimos a lo largo del día anterior son metabolizadas con el fin de estimular las funciones corporales básicas, como la respiración y el mantenimiento de la temperatura corporal.

Te puede interesar: Dos copas de vino tinto para adelgazar: Estudio lo confirma

Además, durante la noche, mientras estamos durmiendo, nuestro cuerpo sigue eliminando agua a través de la respiración y de la sudoración; esta leve deshidratación que se produce, la que se traduce en un descenso apreciable de peso.

Con todo esto dicho, no hay una hora perfecta del día para pesarnos. El tip fundamental es que siempre que te vayas a pesar lo trates de hacer alrededor de la misma hora del día consistentemente, de esta manera tendrás resultados más precisos, otra buena idea es hacerlo desnudos.

No importa cuándo te peses, no freakes si notas que subiste un kilo. El peso es bastante variable, el número en la báscula tienes que verlo como un número relativo, ya que varían muchas cosas, por eso es cada vez menos importante el peso en báscula y sí es importante el porcentaje de grasa y músculo que tenemos en nuestro cuerpo.

Agregar Comentario

Haz clic aquí para comentar