Sexualidad

¿Cómo saber qué talla de brasier eres?

Es muy probable que en estos momentos, mientras lees esta nota; lleves puesto una talla de brasier equivocada. De hecho, cerca del 80% de las mujeres no usan la talla correcta de sostén. Esto se debe a que no estamos acostumbradas a preocuparnos por llevar el brasier indicado; nuestro cuerpo está constantemente cambiando o no sabemos cuando es momento de renovarlo.

La clave para descubrir el tamaño adecuado de sujetador es saber las medidas exactas y utilizarlas como referencia a la hora de elegir el sujetador.

Es importante recordar que el tamaño exacto de sujetador no sólo cambia de marca a marca; también puede cambiar en función del estilo de sujetador. Lo que puede parecer un tamaño de sujetador grande en un estilo podría terminar siendo una talla de sujetador medio en otro.

¿CÓMO SABER CUÁL ES LA TALLA DE SUJETADOR ADECUADA?

Las tallas de sujetador vienen dadas por un número y una letra. El número hace referencia a la anchura o perímetro del tórax (indica si el cuerpo de la mujer es ancho o estrecho); por otro lado la letra indica el volumen mamario, siendo la copa A la más pequeña.

¿Cómo saber qué talla de brasier eres?. Fuente: Pixabay

PASO 1: MEDIDA DEL TAMAÑO DEL CONTORNO.

Toma una cinta métrica del lado de las pulgadas y mide tu torso justo debajo del busto como se muestra en esta imagen.

A la medida que obtuviste súmale tres pulgadas para obtener tu talla de banda. Si el resultado de la suma es par, esa es la talla de tu torso (28, 30, 32, 34, 36, 38) Si el resultado de la suma es impar; tu talla de torso es el número inferior inmediato. Aquí te dejamos un ejemplo para que sea más claro:

  • Par: si la medida de la cinta es 29, a este número le sumas tres pulgadas y el resultado es 32; por lo tanto tu talla de torso es 32.
  • Impar: si la medida de la cinta es 36, a este número le sumas tres pulgadas y el resultado es 39,;el número inferior inmediato es 38 por lo tanto tu talla de torso es 38.

PASO 2: MEDIDA DE LA COPA.

Ahora vamos a obtener el número de la copa. Para esto debes medir la parte más prominente del busto, justo al centro como se ve en la imagen.

Al número que obtuviste réstale la medida del torso y el resultado es tu número de copa. Por ejemplo, siguiendo el caso anterior; si tu medida de busto es 34 y a eso le restas la talla de banda 32, el resultado es dos. Por lo tanto, tu número de copa es dos; lo que se traduce de la siguiente manera:

  • Copa A: si la diferencia entre los dos contornos es de 1.
  • Copa B: la diferencia es de 2.
  • Copa C: de 3.
  • Copa D: de 4.
  • Copa E: de 5 o mas.

Pero además de estos tamaños de copas también existen copas más pequeñas como la copa AA; y más grandes como las copas F, G, H e I, aunque son menos frecuentes de encontrar.

Te puede interesar: Cómo tener los senos firmes durante más tiempo

Ten en cuenta que la copa no te debe presionar ni debe quedar espacio entre el frente del brasier y tus pechos. Ajusta los tirantes a tu medida y cierra los broches al tamaño de tu espalda. Cuando tengas clarísimo cuál es tu talla de brasier; podrás disfrutar de los miles de estilos de brasieres que existen.

¿CÓMO SABER SI ESTÁS USANDO UNA TALLA DE SUJETADOR CORRECTA?

Lo mejor para saber si estamos usando la talla de sujetador correcta es ponerse delante de un espejo. Algunos de los signos que indican que la talla de sujetador no es la adecuada son los siguientes:

  • Si el sujetador resulta extremadamente incómodo.
  • Si los tirantes se caen. Los tirantes deben ajustarse correctamente.
  • La banda del contorno del sujetador no debes estar demasiado floja. Si está demasiado floja, los hombros llevarán todo el peso, lo que puede ocasionar problemas de espalda y dolor de hombros.
  • El pecho no debe estar caído.
  • Si el pecho únicamente se apoyan sobre la banda del contorno, es porque la banda o la copa son de tamaño incorrecto.
  • Los tirantes y/o la banda del contorno no deben clavarse en el cuerpo. Si el aro se clava los lados del pecho. Si el sostén está dejando marcas rojas es posible que se necesite una copa o un tamaño de contorno más grande.
  • La banda del contorno no debe montarse en la espalda, es que el tamaño de la banda está equivocado.
  • Si el pecho se sale por la parte inferior del sujetador cuando se levanta los brazos, no se está usando el tamaño de la banda adecuado.
  • Las copas del sujetador no deben estar tan apretadas que crean un efecto de doble burbuja, se está usando el un tamaño de copa incorrecta.
  • Si la tela de las copas está tan floja que la tela se arruga, es porque el tamaño de la copa no es correcto.

¿PROBLEMAS DE SALUD QUE CAUSAR NO USAR UNA TALLA DE BRASIER ADECUADA?

Una prenda tan cotidiana para la mujer como es el sujetador puede traer algunos problemas de salud (nunca graves) si no se utiliza de forma adecuada. Los problemas más habituales que provoca no llevar una talla de brasier adecuada de sujetado son:

DOLORES DE ESPALDA

El dolor de espalda es uno de los principales problemas al usar una talla incorrecta de brasier; sobre todo a nivel dorsal y cervical.

DOLORES DE CABEZA

Un sujetador que no ajustan bien pueden causar algunos dolores de cabeza. Si el sostén está demasiado apretado, causa tensión en los hombros, el cuello y la espalda, y a su vez puede causar dolores de cabeza.

IRRITACIONES EN LA PIEL

Los sujetadores de aros, populares por dar forma y elevar el pecho pueden provocar dolor, mastitis y alergias como consecuencia del contacto directo de la piel con el metal del aro cuando se desgastan.

FLACIDEZ DEL PECHO

Con el paso del tiempo, sobre todo en el caso de mujeres de cierta edad y/o con el pecho grande, un mal uso del sujetador puede causar un daño irreversible a los ligamentos de los senos (ligamentos de Cooper), que son los que sostienen la mama, haciendo que estén más distendidos, lo que no sólo puede causar dolor, si no también hacer que el pecho esté más caído.

Te puede interesar: Cómo hacerse una autoexploración mamaria en casa

DOLOR DE HOMBRO

Un pecho más caído puede hacer que la mujer tienda a apretarse el sujetador más de la cuenta pudiendo ocasionar problemas de hombro debido a la presión del tirante.

PROBLEMAS DE MAMAS

Si un sujetador está demasiado apretado, se constriñen los vasos linfáticos e impide el drenaje adecuado del tejido mamario, lo que lleva a la acumulación de líquido. Aunque hubo quién incluso afirmó que esto podía conducir a cáncer de mama, numerosos estudios han demostrado que la aplicación de presión a las células no provoca la aparición del cáncer.

Agregar Comentario

Haz clic aquí para comentar