Sexualidad

Infección vaginal: Principales infecciones, síntomas y como prevenirlas

Una infección vaginal surge cuando el órgano genital femenino es infectado por algún tipo de microorganismo; siendo que los hongos como la Candida Albicans, son los más frecuentes, pudiendo también ser causada por bacterias, virus o amebas.

Las infecciones vaginales afectan a mujeres de cualquier edad y las causas más comunes de las infecciones vaginales son las provocadas por hongos y bacterias. Pueden tener síntomas diferentes, y no siempre es fácil saber de qué tipo son.

PRINCIPALES INFECCIONES VAGINALES

En general, la infección vaginal provoca síntomas como picazón intensa en la región íntima, enrojecimiento, flujo blanquecino y olor fétido, y algunas infecciones más comunes son:

  • Candidiasis;
  • Vaginosis bacteriana;
  • Tricomoniasis.
  • Herpes genital.
  • VPH.
  • Clamidia.
  • Gonorrea.
  • Sífilis.

Estas infecciones suelen ser transmitidas a través del contacto íntimo, sin embargo, la candidiasis puede surgir en caso de alteraciones del pH vaginal y de la flora bacteriana, siendo común en mujeres que pasan por un proceso en que la inmunidad está disminuida o tienen mucho estrés. Vea cómo identificar y tratar las infecciones vaginales más comunes.

La infección vaginal tiene cura y su tratamiento debe ser orientado por un ginecólogo, ya que es necesario identificar cuál es el organismo que está provocando la infección y cuál es el tratamiento más adecuado para eliminarlo.

Infección vaginal: Principales infecciones, síntomas y como prevenirlas. Fuente: Pixabay

SÍNTOMAS DE UNA INFECCIÓN VAGINAL

Mantente alerta ante algunos síntomas comunes que suelen aparecer desde que está iniciando la infección. Cualquiera de éstos podría ser una señal de infección vaginal. Una vez detectados, es importante que empieces a combatir la infección para que no se convierta en un problema mayor. Entre estos síntomas podemos encontrar:

  • Olor.
  • Picazón.
  • Ardor.
  • Dolor al orinar o al mantener relaciones sexuales.
  • Flujo abundante de color verde, amarillo, rosa, blanco, con o sin olor.

Estos síntomas pueden aparecer de forma aislada o asociados entre ellos, siendo común que la mujer presente por lo menos 2 de estos síntomas. Además de esto, es importante recordar que otras enfermedades pueden causar algunos de los síntomas como dolor de estómago.

La principal forma de identificar y confirmar que se trata de una infección vaginal es a través de la consulta con el ginecólogo, que podrá realizar una evaluación minuciosa y solicitar exámenes, si es necesario.

CONSEJOS PARA PREVENIR UNA INFECCIÓN VAGINAL

Algunos cuidados que ayudan a evitar el desarrollo de infecciones vaginales son mas importantes que otros; es importante recordar que la principal forma de evitar cualquier infección vaginal es con el uso de preservativos, tanto masculinos como femeninos.

USA ADECUADAMENTE EL CONDÓN

El preservativo, ya sea masculino o femenino, no sólo debe utilizarse para evitar un embarazo no deseado, también para disminuir posibilidades de infecciones y evitar la presencia del Virus de Papiloma Humano (VPH), o de otras enfermedades como el sida.

Te puede interesar: Como usar el condón femenino o preservativo femenino

Es importante cuidar todas las relaciones sexual con el uso de preservativos. Asegúrate de no abrir el condón con los dientes, no traerlo nunca en la cartera y colocarlo de manera adecuada para evitar que se rompa o incluso se quede en el interior de la vagina.

Consejos para prevenir una infección vaginal. Fuente: Pixabay

ROPA INTERIOR DE LICRA

Si usas ropa de algodón, permitirás una mejor transpiración y evitarás que haya una concentración de humedad y de temperatura en tus genitales.

En cambio si usas licra, se pueden incrementar los factores de riesgo pues origina flujo vaginal e infecciones. Procura usar ropa que tenga puentes de algodón y evita el uso excesivo de pantiprotectores.

ROPA AJUSTADA

La razón por la que debes evitar jeans o shorts demasiado pegados es porque forman un ambiente cálido y húmedo, propicio para la formación y proliferación de bacterias. Procura utilizar ropa suelta o con algún tipo de ventilación, como faldas y vestidos.

Te puede interesar: Porque las mujeres manchan la ropa interior

DUCHAS VAGINALES

No son recomendables, pues la vagina necesita hongos y bacterias buenos para mantener su equilibrio; estos microorganismos sirven para para defenderse de una infección.

Si a diario haces lavados vaginales, entonces la vuelves presa de un flujo constante. Es decir, si tienes flujo y te lavas, entonces aumenta el flujo y debes volver a lavarte. Además, cambia el pH vaginal y se hace más propicia para una infección.

EVITA LUBRICANTES CON BASE DE ACEITES

Pueden desencadenar un desequilibrio y podrías tener infecciones frecuentes. Procura usar lubricantes con base de agua y guardarlo en un lugar limpio, seco y ventilado.

SECA CORRECTAMENTE TU ZONA ÍNTIMA

La humedad es el ambiente perfecto para que se desarrollen y proliferen los hongos. Es muy importante secar correctamente la zona íntima antes de ponerte cualquier tipo de prenda.

CUIDA TU DIETA

Una alimentación saludable es clave para mantener lejos las infecciones vaginales. Algunos alimentos recomendados para prevenir este tipo de infecciones son: col, espinaca, piña, nabo y hojas de nabo, acelga roja suiza, ajo, rábano, perejil, tallos de remolacha, hojas de dientes de león, brócoli y cítricos.

Padecer infecciones vaginales es una situación bastante común entre las mujeres, pero es preferible que consultes a tu médico si tienes síntomas como inflamación, irritación, comezón y secreción de flujo.

Agregar Comentario

Haz clic aquí para comentar